Nuestra historia

Ego nace para rendir homenaje a nuestros orígenes.

Es el gran tesoro de la familia. Nuestro aceite ha sido disfrutado por las distintas generaciones de la familia antes de ser lanzado al mercado.

Aceite cargado de historia, de culturas, de tradiciones.

Nacido en el meandro del Guadalquivir, en las fértiles tierras de la antigua acrópolis Romana, ofrenda de reyes y dioses. La excelencia como punto de partida. Arte, historia y tradición convierten a Ego en uno de los aceites más extraordinários que hay, y por primera vez, llega al mercado para que los paladares más exquisitos lo puedan disfrutar.

Deja un comentario